Lunes 26 de Septiembre de 2022

Hoy es Lunes 26 de Septiembre de 2022 y son las 04:03 - EMPRESAS QUE NOS ACOMPAÑAN: CASTILLO - BROAL MOTOS - ALMENDRA - MUSIMUNDO - MOCHAS - BROAL HOGAR - PANADERÍA CASTAÑO - CHUMBICHA DRUGSTORE - GUIALE ESTUDIO CONTABLE - EL SUEÑO COLCHONES - EL PALENQUE - BELATRIX - MONAYER SEGUROS - MUNICIPALIDAD DE MONTEROS - EL REPOSTERO - EL SUEÑO MUEBLES - SUSY LENCERÍA - BICICLETERÍA RIVADAVIA - UNIVERSIDAD SIGLO XXI - ARCOIRIS KID - OSCAR BARBIERI - CORNAGLEA NEUMÁTICOS Y SERVICIOS - TARJETA NARANJA - BAUMAN PAN Y CAFÉ - LA ONDA – LONERA SOLARINO - GRAFIPEL - INSTITUTO SAN CRISTÓBAL - VANGUARDIA MUEBLES - ÓPTICA LUX - ARATRONICA - VANGUARDIA MUEBLES - EDET SA - SANATORIO RACEDO - PINTURERÍA RIO COLOR

CULTURA

12 de septiembre de 2022

UNA MONTERIZA SELECCIONADA PARA EL LIBRO “CARTA ABIERTA A LOS LIDERES DEL MUNDO”

Una destacada escritora de nuestra ciudad formará parte de la Antología

Nuestro medio entrevistó a María de los Ángeles Albornoz, quien participará de la antología digital que además de editarse al español será traducida al inglés. La recopilación de trabajos es de 34 autores de 19 países.

La propuesta es llamar a la reflexión y se podrá adquirir un ejemplar en forma digital dirigiendo correo a la Licenciada María Cristina Azcona, referente de “Paz, Arte y Cultura”, (mcrisazcona@gmail.com).

La carta completa de la autora María de los Ángeles Albornoz:

 

LA PAZ EN  EL MUNDO ES POSIBLE

“Carta abierta a los líderes mundiales”

Señores:

                     Vivimos  tiempos difíciles, la globalización y la Pandemia del COVID-19, a lo que se suman las  guerras en varios países,  y el  actual conflicto bélico iniciado  por Rusia contra Ucrania, ocasiona a la humanidad graves consecuencias políticas, económicas y sociales. Como miembro de Instituciones Culturales que trabajan por la Paz, en esta oportunidad, convocada por “PAX PAZ Paz Arte y Cultura”, deseo hacer escuchar mi voz, haciéndome eco de la voz de aquellos a los que  silenciaron y silencian…

Señores, como miembros de organismos nacionales e internacionales, en representación  de sus países,  les solicito con humildad y respeto,   trabajar y encontrar soluciones para lograr  la paz del mundo.  Les recuerdo que no necesitan empuñar un arma para hacerla realidad, porque tienen el arma más poderosa para utilizar en los momentos de crisis la  palabra, en el diálogo, en una negociación de paz es invalorable.

 En las escuelas y en los claustros universitarios estudiamos Historia y nos informamos  que  “la humanidad a través de los siglos ha presenciado  las guerras más sangrientas, que nos han demostrado que la paz, no ha podido mantenerse estable, por que las guerras se sucedieron una tras otra, cada vez más destructivas, a medida que el hombre logró inventar medios más efectivos” para matar a su semejante.

Acuden a mi memoria  ecos de  noticias que conmovieron  al mundo, dos fechas imborrables 6 y 9 de agosto de 1945, cuando  Estados Unidos dio comienzo  a la  era  nuclear, al  arrojar dos bombas atómicas sobre Japón, que  cayeron en  Hiroshima  y Nagasaki, de nefastas consecuencias. Desde ese momento todas las naciones han creado arsenales nucleares para aniquilar a la raza humana y a todo ser viviente, sobre la Tierra.  En la conflagración de la II Guerra Mundial, hubo un sinnúmero de guerras, que han causado la muerte de millones  de millones de  víctimas. Pero quienes más han sufrido las consecuencias fueron  los niños y los adultos. Desde entonces todos vivimos con el temor de que estalle otra guerra nuclear.

 Mi intención, al dirigirme a ustedes, es recordarles, que en el mundo, se escuchan voces que se levantan contra la guerra. Mi amigo, el  profesor Elias Domingo Galati, haciendo honor al “valor de la palabra”, nos recuerda que  “No deberíamos escribir, ni hablar de la guerra, es una rémora de la mutación de la conducta humana. La  paz es la condición natural de la existencia humana, y no hay vida digna posible sin la Paz”

Soy una  persona mayor, vivo al compás del reloj de las emociones, a  diario me  pregunto  ¿Porqué es tan difícil conseguir una paz estable?¿Qué es lo que lleva al hombre a ejercer violencia contra el prójimo y a mayor nivel contra una nación o el mundo?¿Es que la ambición, la vanidad, el orgullo, las soberbia, la envidia y el ansia de poder, se han adueñado de sus personas?¿Adónde quedaron las enseñanzas recibidas exaltando la importancia de la práctica de valores como paz, fe,  amor, esperanza,  solidaridad?                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          

En la búsqueda de respuestas,  por esas cosas del azar, encontré un comunicado firmado por obispos de Colombia, que por anuncios de ex-combatientes de las FARC, de retomar las armas, se reunieron para buscar respuestas a acciones que impidan una guerra fratricida y el derramamiento de sangre. Su lectura reconfortó mi alma y le crecieron alas, a mi esperanza de paz y libertad.

“La paz es posible,  si verdaderamente la queremos;  y si la paz es posible, es un compromiso de todos. Las armas y la violencia solo engendran destrucción, dolor y muerte, y no hay nada que justifique recurrir a la guerra con fines ideológicos.

Esta coyuntura nos pide   una reflexión serena y ponderada, con la mirada puesta en el bien de todos, sobre los pasos que hemos dado, lo que debemos asumir y corregir, así como lo que nos falta para alcanzar la reconciliación y la paz.

 La situación que vivimos no es para cansarnos en el propósito de la reconciliación, aunque sea una tarea ardua; hace dos años el Papa  Francisco nos dijo “no se dejen  arrebatar la esperanza” Hoy se impone con mayor fuerza la exigencia de trabajar juntos por la paz con la búsqueda del bien común, el desarrollo integral y las transformaciones que conduzcan a la equidad social.

Animamos y acompañamos a todos aquellos que, por medio del diálogo y la negociación, se decidieron por la incorporación a la vida civil y democrática, y  se mantienen  firmes  en ella avivar el compromiso de todos a favor de la reconciliación, para convertir nuestro país en un “territorio de paz”.

Convocamos a los fieles católicos a intensificar la oración y a mantener firme la confianza en Dios, para alcanzar el don de La Paz. A la valentía para sembrarla y abonarla diariamente.”

A los líderes cristianos, los exhorto a  despertar  de su letargo y pedir a Jesús, la  gracia de  estar alerta para recibir al Espíritu Santo, que fortalezca  vuestra fe y alimente vuestra esperanza.

Señores, permítanme  mencionar el importante  rol de  la  Mujer, en  Misiones de Paz, y en Defensa de sus  Derechos, Incorporadas  en las diversas organizaciones nacionales e internacionales  que con su  desempeño,  han demostrado su eficacia y han merecido el reconocimiento mundial,  en negociaciones de paz, por  generar confianza entre la población civil, especialmente entre las poblaciones más vulnerables  de mujeres, de  menores y adultos mayores. Donde hay una mujer, se llega más fácilmente a un acuerdo, y hay una mayor posibilidad de que esa paz vaya a ser duradera”

 Me  despido de Ustedes, agradeciendo su atención y recordarles palabras del Papa Francisco, que me atrevo hacerlas mías, con la debida licencia “Dios es solo el Dios de la Paz,  no es el Dios de la guerra y los que apoyan la violencia, profanan su nombre. El nombre de Dios, no debe ser utilizado para justificar el odio, la violencia y el terrorismo”

Fraternal abrazo desde mi amada Monteros del Tucumán en Argentina.

 María de los Ángeles Albornoz

 

 

Bibliografía

Lectura de La Atalaya. Anunciando el Reino de Jehová 1996-w9-1/1 pág.2-4

La paz es posible - Cáritas Colombiana -SNP

Entrevista de CINU México / Gabriela Ramírez

 

Te dejamos el mensaje de María Cristina Azcona

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!