Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 23:23 - EMPRESAS QUE NOS ACOMPAÑAN: BROAL MOTOS - ALMENDRA - MUSIMUNDO - MOCHAS - GEMSA - PANADERÍA CASTAÑO - CHUMBICHA DRUGSTORE - GUIALE ESTUDIO CONTABLE - EL PALENQUE - MONAYER SEGUROS - MUNICIPALIDAD DE MONTEROS - EL REPOSTERO - SUSY LENCERÍA - BICICLETERÍA RIVADAVIA - OSCAR BARBIERI - CORNAGLEA NEUMÁTICOS Y SERVICIOS - TARJETA NARANJA - BAUMAN PAN Y CAFÉ - LA ONDA – INSTITUTO SAN CRISTÓBAL - VANGUARDIA MUEBLES - ÓPTICA LUX - ARATRONICA - SANATORIO RACEDO - PINTURERÍA RIO COLOR - MAC CRED - POSADA EL TEJAR - LIBRERIA TESIS - COMIQUERIA BOOK SHOP - UCIM - GEMNSA - EL ABASTO - FARMACIA STA. TERESITA - MP MATERIALES - LUBRIBAT - SUYANA - EL SUEÑO CONFORT - EDET

  • 21.3º

LITERARIA

23 de marzo de 2023

“CRUZAR LA NOCHE” DE UNA CRUEL REALIDAD ARGENTINA

Este viernes 24 de marzo se conmemora un nuevo aniversario del golpe de estado de 1976 muy bien denominado Día de la Memoria, la verdad y la Justicia.

Como la escritura es fuente de memoria, la conserva, la abriga y nos la muestra, hoy quería compartirles una obra literaria que leí en una ocasión de mi juventud y que me movilizó, me transportó a aquella época tan oscura e inentendible para muchos argentinos, pero de una manera no tan cruel como en otras obras literarias y cinematográficas se manifiesta, sino de una manera muy subjetiva desde el sentir y la experiencia de una nieta recuperada por las madres y abuelas de Plaza de Mayo.

La novela podríamos encasillarla en la literatura juvenil, ya que su protagonista es una adolescente de 16 o 17 años y desde el torbellino de emociones que se transita comúnmente en esta época de la vida, ella debe hacerle frente también al desconcierto sobre su propia identidad de una manera brusca y dolorosa.

 La novela se titula “Cruzar la noche” de la autora Alicia Barberis y recibió el 2do premio en el concurso Colihue de novela juvenil en el año 1995, sobre un total de 100 obras presentadas.

Alicia Barberis, la autora, organizó una historia dura que ubicó en San José del Rincón, donde ella vive, muy cerca de la ciudad de Santa Fe.

A partir de investigaciones y testimonios, Alicia construyó su novela, es decir, una ficción – que se cruza audazmente con la historia real y de nuestro país, la de la dictadura militar y los hechos derivados de ese ominoso período.

Sin embargo, el discurso de la historia y el literario no se clausuran recíprocamente, al contrario, se entretejen, pues los dos tienen el “valor de verdad”. Porque como lo aclara Graciela Iritano – quien estuvo a cargo del estudio crítico que acompaña la obra – la ficción expone una verdad diferente, no verificable fuera de la novela, pero verdad al fin por el efecto que ese objeto ficticio produce en el lector.

El lector que acompañara a Mariana, a Marina, en ese “cruzar la noche” para recuperar su identidad.

“Para vivir con un pedazo basta

En un rincón de carne cabe un hombre

Un dedo solo, un trozo solo de ala,

Alza el vuelo total de todo un cuerpo.

Silencio.

Detened ese tren agonizante

que nunca acaba de cruzar la noche”.

Se destaca este epígrafe en la novela, ya que de él la autora toma el nombre que le da a su obra, es un fragmento de la poesía de Miguel Hernández “El tren de los heridos”.

Mariana, la protagonista de esta historia, es la única hija del matrimonio de Mercedes y Mauricio, la criaron bien, con cariño, no le faltó nada, siempre lo tuvo todo a excepción de una sola cosa, nada más y nada menos que la VERDAD. Sus padres deben viajar a Estados Unidos por problemas de salud del señor y el tratamiento se extiende, las cosas se complican y debe ser intervenido quirúrgicamente.

Entonces, Mariana, que ya estaba en el ultimo año de la secundaria, debe viajar a la casa de su tía Mónica, quien vive en un pueblo de Santa Fé y quedarse allí bajo su cuidado hasta que sus padres regresen.

Un día su tía le pide que le ayude a buscar unos papeles viejos entre las cosas que tenía guardadas de su abuela y allí entre varias cartas del pasado, aparece una que cambiará la vida de Mariana para siempre, una carta escrita por su madre Mercedes dirigida a su abuela donde le relata la situación dolorosa de una operación ginecológica y una enfermedad que debió afrontar, tiempo antes del nacimiento de Mariana, en esa operación ella quedó imposibilitada para siempre de tener hijos y es así, como de manera abrupta a Mariana le llega la dura verdad de que no era hija biológica de Mercedes y mauricio, era adoptada y jamás se lo dijeron.

Se enoja con su tía pensando que ella sabía sobre esto, pero luego se da cuenta de que en realidad ella no sabía nada por otra carta donde ella le escribe a su madre que la veía a Mercedes embarazada y en realidad habían armado toda una farsa para que los demás miembros de la familia y amistades creyeran que la nueva bebé era hija legitima. En realidad, Mariana era hija de desaparecidos en la dictadura militar, pero esto se descubre mucho después.

Paralelamente a la trama, se desarrolla la historia de amor entre Mariana y Pablo, que es un chico casi de su edad a quien conoce en ese lugar y que es hijo de Ana, la amiga de Mónica, su tía. Aunque al principio se llevaban muy mal, de a poco empiezan a acercarse y a confiar el uno en el otro, y es en él que Mariana se apoya para iniciar el camino de la búsqueda de su verdadera identidad.

Un día él estaba mirando fotografías viejas con su madre y descubre que una de las compañeras de ella era idéntica físicamente a Mariana y comienza a indagar, y le muestra a Mariana su descubrimiento. Es así que a partir de fotos, y testimonios de conocidos del lugar van dando con el rastro de Nora y Marcos los padres biológicos, sus verdaderos padres.

En un viaje hacia el interior de la historia argentina que retrata subjetivamente el pesar de familias que fueron despojadas de su libertad, de sus derechos fundamentales, de sus vidas.

Descubren a través de un señor de apellido Gómez que vivía en la isla, que Nora había estado escondida en su casa por un tiempo por pedido de su padre por miedo a que le pasara algo, ella era periodista. Ya estaba embarazada en ese entonces, luego de un día para el otro se fue y no volvieron a saber nada de ella, pero dejó una caja con pertenencias, y este señor cuando Mariana le dice que podía ser hija de Nora, se compadece y le entrega la caja, allí ella encuentra una cadenita con una media luna que le pertenecía, y se la cuelga en el cuello y descubre que su madre quería ponerle de nombre Marina.

Así de a poco ella va encontrando las huellas que la conducen a la verdad, por intermedio de Ana que se contacta con la Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Mariana viaja a Buenos Aires y se hace una prueba de ADN, que la ayuda a confirmar lo inevitable, y la acerca a su nueva familia.

Pero, ¿Cómo hace Mariana para enfrentar a sus padres cuando regresan de Estados Unidos, con tamaña verdad sobre sus espaldas? ¿Qué camino decide tomar? ¿Cómo termina por cruzar la noche oscura?  

Eso se lo dejo a uds lectores, que descubran el final por uds mismos.

La canción relacionada que seleccioné es la de la Banda de rock nacional argentino, la Bersuit Vergarabat, titulada “VUELOS”, es el séptimo tema que forma parte del cuarto disco del grupo llamado “Libertinaje”, producido y editado por Gustavo Santaolalla en el año 1998.

Esta canción fue escrita por el bajista de la banda, Pepe Céspedes, que emocionado, escribió la letra tras leer otro de los libros relacionado al contexto de la dictadura militar que es: EL VUELO del autor Horacio Verbitsky, también de 1995, que cuenta la dramática confesión de un oficial de la marina de la última dictadura militar, que tiró 30 personas al mar desde el aire, en los tristemente célebres “vuelos de la muerte”, y esta novela me intrigó demasiado, tanto que voy a buscarla y a leerla, porque la letra de la canción transmite de una manera tan cruda en primera persona los últimos instantes de una de las víctimas del atroz suceso, fijando así importantes palabras de denuncia social contra la injusticia y el ejercicio de la crueldad:

Tu cara se borra
Se tiñe de gris
Serás una piedra sola

Te desprendes de mí
Yo me quedo en vos
Ya mis ojos son barro en la inundación
Que crece, decrece, aparece y se va
Y mis ojos son barro en la inundación


Sólo voy a volver
Siempre me vas a ver

Y cuando regrese

de este vuelo eterno
Sólo verás en mi
Siempre a través de mi
Un paisaje de espanto, espanto, espanto, espanto.

                                                                                                                                       Por Nadia Noelia Sosa

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!