Jueves 5 de Agosto de 2021

Hoy es Jueves 5 de Agosto de 2021 y son las 21:06 EMPRESAS QUE NOS ACOMPAÑAN: CASTILLO - BROAL MOTOS - CORRALÓN 25 - TELLO FORRAJERIA - ALMENDRA - MUSIMUNDO - DELIRIOS BLANCO Y LENCERÍA - NOVA COMPUTACIÓN - MOCHAS - BROAL HOGAR - PANADERÍA CASTAÑO - CHUMBICHA DRUGSTORE - GUIALE ESTUDIO CONTABLE - MARISEL REGALOS - EL SUEÑO COLCHONES - EL PALENQUE - BELATRIX - LA ISABELLA - MONAYER SEGUROS - MUNICIPALIDAD DE MONTEROS - EL REPOSTERO - EL SUEÑO MUEBLES - SUSY LENCERÍA - BICICLETERIA RIVADAVIA - ZITARA BOUTIQUE - RC REPUESTOS - NOSTRA PIZZA - SEOC - LA CASERITA - SAKURA

MONTEROS

11 de diciembre de 2020

EL TURISMO EN MONTEROS APUESTA FUERTE A LA ECOAVENTURA ESTE VERANO

En el marco de la pandemia mundial por el coronavirus este verano la apuesta es fuerte en la ecoaventura. Conocé todo lo que ofrece Monteros para disfrutar de las vacaciones

Este verano el turismo en Monteros se traslada a la Yungas con una apuesta fuerte por la ecoaventura y ofrece a sus visitantes toda la magia de los paisajes de “La Quebrada del Portugués y de la Reserva Los Sosa”. Según explicó a El Monterizo el director de Turismo de la Municipalidad de Monteros, Carlos Árquez hijo, que en el marco de la pandemia mundial por coronavirus este verano la apuesta es fuerte en la ecoaventura. En este sentido detalló, que se tiene previsto explotar las sendas del “Camino Real” sobre la zona de La Quebrada del Portugués desde el Rincón hacia Pueblo Viejo. Una travesía que promete fascinante por senderos que prometen demostrar por qué la denominación a Tucumán de “Jardín de la República”.

Con respecto a la Reserva Los Sosa, mencionó que aún se mantiene la posibilidad de la realización de Los Sosa kayak Fest. Un evento de canotaje que la lleva tres ediciones y se realiza en el río Los Sosa en Las Mesadas durante la temporada verano, con la participación del monterizo Juan Árquez.

Asimismo, Árquez indicó además desde la oficina de Turismo municipal cuentan con convenios con emprendedores turísticos de las localidades de El Cadillal y de Yerba Buena.

Para más información los interesados pueden acercarse a las oficinas ubicadas en calle Silvano Bores y Colón, al lado del Mercado Cultural.

Por último, hizo en hincapié que desde su área están trabajando para que Monteros pronto poder concretar el Museo del Azúcar. Además de la posibilidad que el próximo año la ciudad ya cuente con oferta hotelera. “Una gran apuesta del sector privado que nos dará un dará impulso a la actividad para ir creciendo día a día”, finalizó.

 

¿Qué ofrece en materia de turismo Monteros?

 

Ciudad de Monteros.

Ubicada a 53 kilómetros al sudoeste de la capital provincial, Monteros es la ciudad cabecera del departamento homónimo. Es conocida como “La Fortaleza del Folklore”, además de haber sido nombrada capital nacional de la randa, delicada artesanía de hilos entretejidos en un bastidor que fue introducida en la época colonial.

Para acceder a la ciudad de Monteros desde San Miguel de Tucumán, se puede tomar Ruta Provincial Nº 301 hasta la localidad de Famaillá y empalmar luego con Ruta Nacional Nº 38 o bien desde la capital provincial ir directamente por esta última.

La industria azucarera constituye el pilar de la economía local, aunque se destaca también por ser una zona de excelencia para el cultivo de caña de azúcar, limón, frutillas y arándanos, que gracias a las bondades del clima en la zona y la estratégica ubicación geográfica del Norte Argentino, estos últimos consiguen madurar fuera de su estacionalidad comparado a otros mercados internacionales. Dentro de los atractivos recomendables de Monteros, podemos destacar la plaza principal Bernabé Aráoz, la iglesia Nuestra Señora del Rosario, la biblioteca Bartolomé Mitre, El Paseo del Milagro, El Parque 28 de Agosto, El Cristo y la feria de productos regionales y artesanías del norte que se lleva a cabo en el  mes de julio.

 

La Reserva Los Sosa

La Reserva Los Sosa es considerada uno de los paisajes más imponente con los que cuenta la República Argentina. Se ubica al oeste de la ciudad de Monteros, entre los 400 y 3.000 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.). Allí, alrededor de 123.000 turistas al año quedan maravillados con el paisaje exuberante de la la Reserva Los Sosa, con sus cascadas y las diferentes tonalidades de verde, en todo su trayecto.

A esto, se le suma la belleza de un manto de niebla (el alpapuyo). Este fenómeno natural se monta sobre la cima de las moles que la rodea, dándole otra visión de belleza al paisaje.

La reserva de los Sosa, fue creada en el año 1940, con el objeto de establecer una reserva forestal. En sus 1.200 hectáreas recorrerás un desnivel que arranca en los 650 hasta los 1.750 metros sobre el nivel del mar. Tiene un alto valor paisajístico conferido por el río Los Sosa y la ruta 307 que acompañan la Reserva en todo su recorrido. El río de montaña con un importante caudal que arrastra rocas de gran tamaño en la época estival y las grandes quebradas prodigan en la reserva un atrayente y peculiar ambiente montañoso. Su naturaleza está intacta, pues sus laderas y quebradas dificultan caminatas hacia el interior selvático, protegiendo el ambiente de las Yungas.

Cuenta con un mirador ubicado sobre la vera de la ruta 307, denominado El Chasqui, más conocido como Monumento al Indio. Se trata de una escultura simbólica que fue emplazada para ornamentar la Ruta 307 en el año 1.943.

 

Turismo religioso

También posee una gruta de la Virgen del Valle, denominada ” La Virgen en la Piedra”. Esta se encuentra ubicada en el kilómetro 20 de la Ruta Provincial 307 camino a los Valles Calchaquíes, en la zona del Paraje Las Mesadas.

Se trata de una obra del escultor monterizo Ricardo “El Cóndor” Álvarez. Fue él quien logró visibilizar la imagen de la Virgen del Valle como si estuviera en una piedra de gran tamaño y sin dudar un segundo se ofreció a tallarla. El 08 de diciembre de 2.018 tuvo su primera peregrinación desde la ciudad de Monteros. Los primeros peregrinos partieron a venerarla alrededor de las 07.30 horas desplazándose a pie, en bicicleta y en diferentes tipos de vehículos.

 

Flora

En cuanto a la flora, en la Reserva Los Sosa encontramos el esplendor de la selva subtropical. La exuberante vegetación es la peculiaridad de este ambiente. Entre las marañada cortinas de gama y la cobertura de plantas epífitas desvía nuestra atención atractivas especies arbóreas donde se destacan: El laurel tucumano, el horco cebil, El Nogal criollo y el camaleón o palo de San Antonio. En el sotobosque se imponen begonias, orquídeas de flores amarillas y enormes helechos que tapizan las inclinadas Laderas. Arbustos como la Fuchsia boliviana de bellas flores rojas, colgantes crecen en las Barrancas más abruptas. Al ascender el paisaje va cambiando desapareciendo las especies arbóreas y arbustivas, entrando en la región del Bosque de alisos y los Prados de altura. Laurel tucumano: majestuoso árbol de tronco y ramas gruesas cargadas de epífitas.

Cedro: árbol de fuste importante. Su corteza es castaño y grisácea con surcos longitudinales profundos. Es de follaje caduco.

Nogal Criollo: es de follaje caduco y sus frutos (nueces) comestibles son de color verde que se tornan oscuras al madurar.

Camaleón o palo de San Antonio: es de corteza rugosa color gris oscuro y follaje persistente y el arrayán tucumano con agradables frutos.

Güili: su corteza es lisa castaña rojiza, es de follaje persistente y sus hojas simples al frotarlas despiden un olor entre menta y eucalipto

 

Fauna

Con respecto a la fauna de la reserva los Sosa, en el bosque y los cielos palpita la vida. En esta selva subtropical se manifiestan 266 vertebrados, entre anfibios, aves y mamíferos. sur de Bolivia); el Pato de los Torrentes (vive en sitios torrentosos; busca sus alimentos nadando bajo la superficie del agua contra la corriente); las bandadas de loros aliseros y el Picaflor verde común (pico rosado, parte del cuerpo verde y azul negruzco, acaso el ave más pequeña del mundo).

Entre los mamíferos se destacan la Corzuela Colorada (especie de mediano y gran porte); el Mayuato, la Comadreja Colorada, el Hocicudo de las quebradas (ratón grande) y murciélagos (boreal rojizo, pardo oscuro y falso vampiro flor de lis). Abundan asimismo ranas, sapos, lagartijas, ofidios y babosas grandes entre mariposas que confieren color al paisaje.

 

Las Yungas de la Reserva Los Sosa

Esplendor de la Selva Subtropical

Es la región fitozoogeográfica compuestas por selvas y bosques de montaña. Se la conoce también como “Selva nublada” o “Nuboselva”.

La biodiversidad es su característica y en su marcada diferencia altitudinal, las especies se adaptan a las más diversas condiciones ambientales (altas temperaturas, elevados niveles de humedad, sequías, heladas y nevadas). Los extractos vegetales se organizan en pisos bien diferenciados. Pastizales de Altura de la

Reserva de los Sosa

Los pastizales de altura (2.400 – 3.500 metros sobre el nivel del mar) son el último piso de la vegetación relación de las yungas. Aquí los alisos y las queñoas comienzan a desaparecer y dominan las pasturas. En verano entre los pastos florecen gran cantidad de plantas, asemejándose a Jardines cultivados. Las nubes cubren la zona durante casi todo el año, es por eso que también este tipo de vegetación es conocida como pastizal de neblina Bosque Montano de la Reserva Los Sosa (1.500 metros sobre el nivel del mar).....

Por encima de la selva (1.500 – 3.000 metros sobre el nivel del mar) se desarrolla el bosque Montano Superior. Se trata de bosques en su mayor parte de hojas caducas, con predominio de especies arbóreas puras, que se desarrollan en suelos gruesos bajo la influencia del clima de montaña, sobre laderas húmedas y quebradas. Musgos sobre troncos y piedras y helechos que cubren el suelo, dándole un aspecto mágico y tenebroso. Selva Montana de la Reserva de Los Sosa (700 metros sobre el nivel del mar)

En el piso altitudinal (700 – 1.500 metros sobre el nivel del mar) es donde acontecen las mayores precipitaciones. Aquí dominan las nubes, que juegan un rol ecológico importante por su aporte de lluvia. Posee un relieve escarpado y es la franja altitudinal de mayor exuberancia y diversidad de especies de plantas y animales de las Yungas. Selva basal o pedemontana de la Reserva de Los Sosa (400 metros sobre el nivel del mar) Esta formación se ubica en el pedemonte de las primeras tierras (400 – 700 metros sobre el nivel del mar). Se caracteriza por un bosque de tipo enmarañado con abundancia de enredaderas, epífitas y árboles de 25 a 30 metros.

 

La ruta provincial 307, una ruta con historia en la Reserva Los Sosa

La necesidad de comunicar el Valle Calchaquí con el llano tucumano fue el objetivo que animó a construir esta ruta. La misma se encaró desde ambos extremos, Santa Lucía en el llano y Amaicha en el Valle Calchaquí, para encontrarse en Tafí del Valle.

Fue el ingeniero Richard Fontaine Maury que sugirió en 1940 la construcción de este camino por reunir “ventajas técnicas, ser la más corta y de menos costo”. Hubo otra que desestimó, por su extensión, como la de “La Quebrada del portugués” por donde el primer español hizo su entrada el llano, para desembocar en Ibatín y la “Senda de la Ventanita” de alto costo por sus laderas abruptas y terrenos arcillosos que las mulas por los cerros, como lo hacía el folclorista Atahualpa Yupanqui, recorrían desde Santa Lucía hasta la angostura. Aprobado el trazado en 1940, se inició inmediatamente ese año (23 – IX) quedando, en la brillante ceremonia, inaugurado el 17 de enero de 1943.

Esta histórica obra rompía así el aislamiento de los Valles Calchaquíes, con respecto a Tucumán promoviendo el comercio y encausando el despegue del turismo.

 

El Chasqui o Monumento al Indio, el Mirador de la Reserva Los Sosa

La escultura simbólica fue emplazada para ornamentar la Ruta 307 en el año 1.943. Ubicado sobre la reserva provincial Los Sosa en la Ruta Provincial 307 en el departamento Monteros, el “Monumento al Indio” fue emplazado para ornamentar el camino hacia los Valles Calchaquíes. En el año 1.941, mientras se hallaba en construcción la actual Ruta Provincial 307 hacia Tafi del Valle y Amaicha del Valle.

El gobierno de la provincia ejercido en aquel tiempo por el doctor Miguel Critto, convocó a un concurso de maquetas, en donde la ganadora sería elegida para ornamentar esa gran obra pública. El Chasqui, popularmente más conocido como “El Indio o Monumento al Indio”, es una escultura ubicada a la altitud de 1.100 metros sobre el nivel del mar, montado sobre una base de 10 metros y posee una altura de 6 metros.

LA PALABRA CHASQUI VIENE DEL IDIOMA QUECHUA, Y SIGNIFICA MENSAJERO, AGENTE DE CORREO, TRANSPORTADOR”.

La obra fue realizada por Enrique Prat Gay e instalada dentro de la reserva provincial Los Sosa en la ruta provincial 307 en el mes de enero del año 1.943 y fue restaurada en julio de 2.008. Alrededor de 1.500 turistas visitan por día el Monumento al Indio. Los convoy de visitantes llegan desde Las Termas de Río Hondo durante la temporada invernal, según lo expresado por los comerciantes del lugar.

El Chasqui o más popularmente conocido como Monumento al Indio, es uno de los puntos turísticos que posee Monteros y es visitado por miles de turistas durante el año. Los mismos llegan desde distinto lugares del mundo. De acuerdo a lo indicado por los comerciantes del lugar, durante la temporada invernal la gran mayoría de los visitantes llegan atraídos por el turismo termense a través de las empresas que ofrecen en su pack una visita guiada a los cerros tucumanos. Mientras que en verano, el mirador recibe la visita de los tucumanos y de aquellos que se sienten atraídos por los Valles Calchaquíes.

 

Reserva Natural Quebrada Del Portugués

En 1996 se creó la reserva Quebrada del Portugués con la finalidad de preservar el patrimonio natural y cultural de la zona junto a su historia,  vegetación soñada y numerosas especies de animales. Está ubicada entre los departamentos de Tafí del Valle y Monteros y abarca una superficie de aproximadamente 12.000 hectáreas colindantes con el Parque Provincial Los Ñuñorcos. Hacia el sur, la reserva limita con el Parque Provincial La Florida. Las tres áreas protegidas forman una importante unidad de conservación del patrimonio ambiental y cultural de la provincia. A lo largo de la reserva es posible ver menhires con años de historia.

Este camino fue utilizado por los pueblos originarios, por los Incas y más adelante, por conquistadores españoles ya que servía como conector entre el Valle de Tafí y la llanura tucumana. Fue una importante vía de comunicación hasta que, en el siglo XVIII, el centro de la actividad se posicionó en Buenos Aires dejando el paso por la quebrada sin uso y aislado de todo movimiento comercial.

La corzuela colorada, los pecaríes, el guanaco y varias especies de felinos son parte de las atracciones de esta reserva, que además cuenta con sitios para la preservación del cóndor andino y de aves migratorias.

 

Parque Provincial La Florida

Quien camine en el Parque Provincial La Florida, a sólo 60 kilómetros de la capital, lo hará en un escenario único, empapado de historia. El ambiente original de las yungas, tal como lo vivieron los pueblos indígenas, ofrece belleza y deslumbra a quienes lo visitan. Se trata de la primera área protegida provincial de la nación, creada en 1936 por la Ley Provincial Nº 1646.

Para llegar al parque, ubicado entre los pueblos Capitán Cáceres y Sargento Moya, se puede tomar desde Famaillá la Ruta Provincial N° 324 (ruta interpueblos). Luego de pasar por el primer poblado mencionado (30 kilómetros aproximadamente), deberá continuar entre 3 y 4 kilómetros hasta encontrar la entrada al vivero del parque.

La Florida, de aproximadamente 14.000 hectáreas, conserva uno de los pocos relictos de selva pedemontana en terrenos planos, tipo de vegetación que cubría gran parte de la superficie tucumana ocupada actualmente por grandes extensiones de cultivos o por poblados. Además de esta zona de terrenos planos, se puede acceder a zonas de pastizales de neblinas y altoandinos, altitud que va desde los 550 a los 5.400 metros sobre el nivel del mar pudiendo observar alrededor de 39 especies de mamíferos y 58 especies de aves. La ruta interpueblos antes mencionada, atraviesa el parque dejando el sector plano divididos en dos. Hacia el este, se encuentra la zona del vivero junto a un bosque de antiguos árboles. Abarca alrededor de 300 hectáreas y cuenta con merenderos, zona de camping agreste y senderos autoguiados con cartelería.

Constituye un espacio ideal para observar la flora y fauna del lugar. Hacia el oeste, se encuentra el área más restringida.

Cuenta con senderos muy interesantes e incluso con la presencia de yacimientos arqueológicos prehispánicos en la zona de  las sierras. Un maravilloso paseo, es el de la mesada o campo de las azucenas. Durante la segunda quincena de octubre, se produce la floración natural de esta hermosa flor creando una alfombra roja que tapiza el suelo cada año de tonos rojizos y naranjas. Este sitio, es probablemente el mejor para poder apreciarlas. Las azucenas son un tipo de planta silvestre del área de yungas presentes desde Salta hasta Catamarca.

Para programar visitas prolongadas, debe contactarse con la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia al número (0381) 4218150.

 

Los Cuatro Pueblos Gemelos

 Fueron creados por razones políticas y sociales sobre la zona oeste del departamento Monteros durante los años 1976 y 1977. Durante la última dictadura militar, el gobierno de la Provincia de Tucumán fue asumido por el Gral. Bussi, que ya había recibido el mando del “Operativo Independencia” de manos del Gral. Andel Vilas a fines de 1976. En el ejercicio del cargo -de facto- de gobernador, el mencionado represor tomó la medida de fundar cuatro pueblos cuyos nombres evocan a militares muertos en el 75 persiguiendo a la guerrilla del monte: Teniente Berdina, Capitán Cáceres, Soldado Maldonado y Sargento Moya.

Los mismos se construyeron de forma paralela, siguiendo el trazado de la ruta provincial 324 (ruta interpueblos) que -curiosamente- en su punto de origen tiene enclavado el CCD “La Escuelita”. Estos se hayan ubicados al pie de las Sierras Aconquija donde, en sus montes, se encontraba la “Compañía del Monte Ramón Rosa Jiménez” del ERP, que permaneció allí hasta apenas iniciado el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional.

El periodista Daniel Gutman, en su libro “Sangre en el monte, la increíble aventura del ERP en los cerros tucumanos” da cuenta de la versión de que Bussi -quién fue observador de la guerra de Vietnam– siguió el modelo de aldeas estratégicas aplicada por la potencia militar del norte en aquel conflicto armado. Los cuatro pueblos tienen la misma fisonomía. Construidos en base a una plaza principal, frente a ella se ubica un Centro Cívico que cuenta con una comisaría, la comuna rural, una biblioteca, la iglesia y, originalmente un juzgado de paz ahora inexistente. Detrás de la comuna se emplazan complejos deportivo y un gran tanque de agua.

También todos constan de un centro comercial donde están los almacenes para venta de artículos de primera necesidad. Como paisaje de fondo, emerge el Aconquija, dando un imagen digna de una escenografía de película. Todo en ellos evoca al ejercito. En las plazas hay plaquetas colocadas en la inauguración, donde menciona en algún caso la presencia de Jorge Rafael Videla (en Teniente Berdina), la de Albano Harguindeguy, la de Luciano Benjamín Menéndez o la de Leopoldo Fortunato Galtieri, por citar algunos casos. También por ejemplo, puede leerse frases pintadas como “Soberanía o Muerte”, “Paz y concordia”, o una plaqueta, referenciando el nombre de una plaza como homenaje a quién fue “caído estoicamente en defensa de la tradición y la fe”. Incluso el acceso en todos ellos tiene un portal que los documentos de la época lo definen como “alegórico al ejercito argentino, con una banda azul y blanca, donde se puede leer el nombre del pueblo”.

 

Parque Provincial Ibatín

Ubicado en el departamento de Monteros, el Parque Provincial Ibatín, fue creado en 1965 con aproximadamente 120 hectáreas para proteger el sitio de la primera fundación de San Miguel de Tucumán. Constituye uno de los sitios arqueológicos más importantes de Sudamérica en lo referente al periodo Colonial Temprano.

Diego de Villarroel fundó la ciudad en el año 1565 a orillas del río Pueblo Viejo, en plena selva pedemontana. La traza fundacional se realizó en forma de damero, con una plaza en el centro respondiendo al modelo de las ciudades hispanoamericanas que se fundaron durante los siglos XVI y XVII. Las constantes inundaciones, las fiebres palúdicas y la nueva traza del camino que bajaba desde el Alto Perú, fueron algunas de las causas por las que la ciudad fue trasladada 120 años después a su actual emplazamiento dando lugar a su segunda fundación. Las primeras excavaciones arqueológicas, realizadas en 1965, descubrieron los cimientos de la plaza principal, el antiguo cabildo e iglesias, las cuales dan fe de la temprana presencia de los jesuitas en la provincia de Tucumán.

También se encontró una jarrita de plata labrada de origen español, que fue robada y después de muchos años reencontrada por una historiadora tucumana; hoy, el turista puede apreciarla en el Museo Histórico Provincial Nicolás Avellaneda. Ibatín se encuentran en la comuna de León Rouges, a 6 kilómetros de Monteros. Para llegar hay que seguir la Ruta Provincial Nº 324, cruzar el puente sobre el río Pueblo Viejo, doblar a la izquierda y continuar por un camino de tierra. Después de aproximadamente 5 kilómetros se accede al sitio de Ibatín. Para llegar hasta allí no hay transporte público directo desde capital, tampoco desde Monteros. Puede acceder en vehículo particular o bien dirigirse en micro hasta Monteros y desde allí contratar el servicio de un remis para el traslado hasta el lugar.

 

 

Fuente: elmonterizo.com

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!